Autorizado a seleccionar el maridaje en un evento

El éxito de una comida no dependen únicamente, de la calidad del menú que forman el evento, también de aquellos vinos los cuales casan la antedicha comida. Los caldos se escogen con mucho gusto y acordes con la comida a degustar, para lo que es crucial disponer de un conocimiento en vinos importante, con objeto de no distorsionar en la ligazón vinos-platos, ejemplos habituales de estos  descontroles culinarios son: poner un tinto con el rodaballo, echar vinos a temperaturas impropias ó con una carne servir un vino dulce.

Podemos catalogar aquellos vinos por su bouquet en los siguientes tipos:

-Vinos de mesa ya que a su vez suelen ser corrientes ó finos

-Vinos generosos entre los cuales destacamos: los vinos finos, los amontillados, los vinos olorosos y las manzanillas.

-Vinos licorosos como los vinos de moscatel, los vinos llamados málagas, los malvasías…etc

-Vino espumosos como los “champagne” de origen francés y los cavas de España.

Detective privado Madrid

También se consiguen distinguir en ligeros y robustos. Valorando su grado y en blancos, rosados, claretes y tintos si observamos su color. Siempre que hablamos del color del vino encontramos con una mayor variedad de nomenglaturas para definir las variadas tonos de color en los vinos por los diversos entendidos, como amarillo verdoso, rojo intenso, rojo sangre, etc.

Por la cantidad de azúcar que tiene el vino, podemos calificarlos en secos, dulces y semi-secos, esta tabla es bastante característica en los cavas y champagne.

Para clasificar los caldos ó concretar como son, no únicamente en el paladar, también en textura ,tono…etc, se vienen utilizando buena cifra de términos con los cuales nos tenemos que habituar, es decir: un vino aterciopelado consiste en el que aporta una sensación al palpar como cualquier caricia, un vino abocado puede ser más ligero que el vino seco pero sin acercarse a ser dulce, los caldos vinosos se consideren como los que acaban algo trabajados, denominados incluso como vinos populares, incluso de estos modelos, nos encontramos otros como olor a fruta, almendrado, aromático, etc.

Un mandamiento exclusivo a tener en cuenta es que en las comidas con infinidad de cocinados, hay que servir caldos de 3 clases distintas exiguo, uno blanco para los entremeses y salmón uno tinto para la carne y el embutido y otros espumoso para la sobremesa, como pasteles y frutas.

Detectives privados en Madrid

Cada caldo que servimos tendría que ir asociado de la copa adecuada y la citada ha de ocuparse como mucho en las tres cuartas partes de su capacidad. Varios llenan el envase hasta el límite mayor. Las copas con los caldos han de ser en todas las ocasiones de cristal y transparentes para ver el aspecto de los vinos a degustar, no podemos usar plásticos, ni copas de colores.

Analizar que con las ensaladas, la guarnición y los encurtidos, no se recomienda servir algún tipo de vino, si hay sed. En dichos casos es preferible el agua de manantial

Por último hablaremos de el calor del caldo. Las razones más relevantes, por que cada género de vino debe de servirse a una acordada temperatura, dado que si es muy alta se cambia el paladar del vino y si por el contrario, está demasiado frio malogra su aroma.

Generalmente recomendamos la siguiente: los vinos blancos servir a unos 10º los espumosos a unos cinco grados y los tintos cerca de los 15º.

Las botellas de caldo no se descorchan en el tiempo de beberlas,  se descorchan una treinta minutos ó incluso sesenta minutos antes, principalmente en el caso que el caldo es añejo. Dichos caldos al airearse aumentan sus propiedades. Los caldos suaves se aperturan en el tiempo de consumir.

Con objeto de que los vinos blancos ganen temperatura mientras el almuerzo habrá que usar hielo ó agua templada. No ha sido preferible beber el vino nada más comprada. Es recomendable tenerla una semana a temperatura baja y con poca luz, naturalmente las botellas deben de estar siempre horizontalmente, salvo excepciones. En el momento que cojamos las botellas para consumirlas, aconsejamos 60 minutos con anterioridad, colocarlas en posición vertical para que los sedimentos se asienten en el fondo de la botella, no es preferible desplazar el vino en el transporte ó en el momento de beberlo.

Detectives privados Madrid

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.