cosas a tener en cuentas si optas por ser una mamá “natural”

En realidad somos una pareja joven que llevamos bastante juntos y determinamos una noche

de verano coincidiendo que nos encontrábamos de descánso en el oeste, que resulta ser el destino que preferimos para disfrutar de unas vacaciones esta temporada, concebir un niño. Al principio pensamos que era precipitado, sin embargo al final determinamos afrontar la situación y hacerlo realidad. Han transcurrido 12 meses y ya somos padres y dado que no tenemos destreza en esto de cuidar a un niño nos debemos informar en la red, principalmente en páginas webs, blogs, foros, etc, y de esa manera saber que deberíamos hacer en ciertas situaciones de la vida diaria, como puede ser la forma de dormir, sentarse, comer y por supuesto que necesita cuando solloza.

Hemos descubierto mi esposa y yo que una alimentación natural es la mejor alternativa para poder alimentar a el crío adecuadamente.

Transcurrido un tiempo de alimentación puramente líquida, comenzar a meter distintos alimentos es una tarea muy emocionante.

Cuando llegamos a este punto, ya tenemos la suficiente práctica de cara a descubrir que exige vigilancia en su día a día.

Lo más esencial en las canastillas va a ser que los productos se consideren buenos y además estén adecuadamente conservados. Además hemos decidido que nuestro hijo tenga cuchara, tenedor y cuchillo para el sólo y también diferentes envases designados para preparar sus comidas.

Tenemos que enseñarle a manejar el cuchillo, cuchara y tenedor. Además de ninguna manera debería manipular los alimentos ni tampoco divertirse con la comida.

Todos sabemos que, la especie humana come para poder vivir de igual forma que sin comidas de ninguna manera tenemos vida, pero generalmente no sabemos las peculiaridades y finalidades de los alimentos que consumimos. Una dieta inadecuada perjudicará nuestro organismo, de ninguna manera consiste en la cantidad de alimento que ingerimos sino en el reparto de éstos. Nuestro cuerpo precisa nutrientes que le van a proveer las sustancias y energías que requiere para mantener con vida los revestimientos, desarrollarse y moverse.

Los alimentos que consumimos provienen de 3 monumentales ámbitos de la tierra, el animal, el mineral y el vegetal y los alimentos podemos dividirlos en dos grupos regularizadores de la ropa para bebes que sistematizan el movimiento del organismo del pequeño, los constructores que nos proporcionan las células más importantes cuando se requiere recuperar los tejidos desgastados y los fortalecedores que aportan la vitalidad que demanda el ajetreo diario del pequeño.

Lo que está claro es que todos los alimentos provienen de de los animales y de los vegetales, menos la sal y el agua.

Uno de los inconvenientes más habituales que se nos presenta a los papás principiantes, será la ansiedad que nos invade a la hora en que nuestro crío en ningún caso desea ingerir nada, en ese instante pensamos que tiene una enfermedad y solemos recurrir a trucos y regañinas con el fin de forzarle a que tome el alimento que le entregamos. Nos conviene pensar que la anorexia se considera una etapa normal por la que atraviesan la mayor parte de los pequeños de modo que los temores que se tienen como progenitores suelen ser injustificados porque la inapetencia será una época que con el tiempo va a desaparecer. Este acontecimiento suele aparecer como norma general a partir de los doce meses, ya que los críos menores de 1 año tienen generalmente ganas de comer salvo que tengan catarro o vayan a ponerse enfermos. Tengan en cuenta que los productos sin componentes nocivos ya sean alimentos o ropas serán lo mejor de cara a el crecimiento de su pequeño.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.