Información sobre viajes a ciudades con buenos hoteles

Barcelona es una ciudad que se destaca por poseer reconocidos mesones y cafeterías para consumir una buena comida sentado en un velador del casco antiguo ó degustar las raciones en algún espacio tradicional del casco urbano. He covidado a un amigo a cenar juntos al objeto de no estar solo la primera velada y no extraviarme por esas barrios, a pesar de que tenemos que reconocer que es bastante improbable desorientarse en esta urbe, dado que sus barrios vienen bastante ordenadas. Nuestro buen amigo vive en esa localidad mucho tiempo y callejea a las mil maravillas, debe saber los lugares en los cuales alguien se puede perder un día no festivo.

Aquí y en este mes existen numerosos visitantes que permiten que alguien se sienta acompañado y la ciudad se vea vistoso por la noche debido a la cantidad de gente de distintas razas y edades que se encuentran, que visten atuendos de moda de los diferentes territorios, alegran la urbe.

Mi acompañante me recomendó asistir una película de cine que llegó hace poco a la ciudad con alta concurrencia de gente, pero, llevaba un día fuerte de trabajo que no me atraía sentarme en una localidad de un local a observar un acontecimiento de estas especificaciones, debido a que existía el riesgo de adormecerme a la hora de la actuación, otra sugerencia que se le pasó por la cabeza fue ir a un concierto de una banda de música famoso, sin embargo no quedaban entradas a la venta, se habían vendido y tampoco queríamos gastar más por un asiento que debemos de obtener en las cercanías del polideportivo de una zona de Esta ciudad donde tenían previsto actuar los músicos.

La mejor decisión ha sido asistir a cenar, donde tomamos unas tapas que si bien tenían exiguo contenido se mostraban espectaculares al paladar, hacían mezclas de sabores que hacían que el bocado proporcionase un único placer para el paladar, que a decir verdad es fácil de agradecer. Maridamos estas raciones con una copa de vino de la zona, no alcanzo a recordar de la etiqueta pero fue un vino muy suave y afrutado, naturalmente la copa la acabamos y concluimos esa primera parte de la salida nocturna con unos chupitos de sabores caseros que nos desinhibieron bastante.

Al salir del bar de tapas llegamos a un local con especialidad en ginebras de importación, en el lugar que no pedimos unos combinados con tónicas adecuadamente aderezados que nos dejaron el organismo acondicionado para comenzar la fase final de la noche, que empezamos en una sala enorme que se hallaba plagada de turistas de diversos países y algunos españoles, el ruido del pub no permitía charlar demasiado, sin embargo como el nivel de alcohol era ahora exagerado ni disponíamos de gran cantidad de ánimos de conversar, sólo describíamos detalles de las mujeres que estaban por la discoteca, quedaban algunas bastante altas y hermosas, morenas y rubias, tratamos de conversar con algunas de las chicas, sin embargo ni siquiera tuvimos fortuna con chicaschicosyviceversa ó estamos ya demasiado veteranos para las mencionadas muchachas más jóvenes. Una dificultad principal se trataba de que el manejo del inglés fue muy deficiente y pienso que ni siquiera conseguían entender aquello que les intentamos comentar, que consistía en irnos a nuestro hotel de Barcelona con una de ellas. Finalmente nos fuimos a un club privado que estaba en la parte alta de La ciudad donde localizamos el ambiente mejor que he visto en mi vida en un club de este tipo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.