Supervisión de la educación deportiva en el mundo

La gimnasia es primordial de cara al desarrollo del menor, creo que en nuestro país se tiene que promover bastante esta materia por el hecho de que da valores como el trabajar en equipo y la convivencia en competición, rasgos que resultan básicos en nuestro procedimiento de vida actual para nuestro crecimiento profesional. El juego nos permite motivarnos y combatir con los demás, dos de las características precisos para convivir en este mundo capitalista.

Los norteamericanos que han sido los predecesores de este método educan a sus progenitores en sus escuelas y universidades con un alto porcentaje de asignaturas enfocadas a la actividad física, construyendo grupos de todo género de juegos que pugnan con el resto de colegios generando una competencia saludable. Tal vez esto puede ser la causa del aumento de las rentas de esta sociedad por el hecho de que los forman para ser emprendedores y negociantes y no para depender de la administración como pasa en unos cuantos países de Europa donde muchos de sus habitantes a lo auténtico que aspiran son en transformarse funcionario para tener un empleo únicamente en calendario de matinal.

Si podemos disputar en este mundo de lidersport por el hecho de que las bases que nos han sancionado son estas necesitamos cambiar el método educativo y también incentivar el juego no solo en los colegios de primarias y también institutos, sino en los centros universitarios donde desmotiva totalmente la actividad física. Podríamos ocupar más tiempo a los variados deportes en la universidad promoviendo las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación tenga un premio para el estudiante en forma de ayudas ó descuento en las tasas universitarias que han incrementado su coste estos últimos tiempos por los recortes estatales.

En el caso que me pongo a recrear mi infancia, estimo que en mi 1ª edad academica, en el centro educativo de educación primaria, conseguía realizar más deporte que en las etapas siguientes, había variados equipos tanto de fútbol, como baloncesto en todos y cada uno de los colegios de mi población que competían a lo largo del transcurso del curso escolar y luego el vencedor local de las diferentes asignaturas deportivas rivalizaba con el ganador de las otras ciudades dejando un campeón provincial. Dichas contiendas se efectuaban con gran cantidad de grupos de variadas edades para reparar los enfrentamientos deportivos.

Para los chicos de los diversos institutos era un orgullo pertenecer al equipo de su colegio y jugar con los otros rivales de los diversos centros escolares. Se promovía el trabajo en grupo entre otros muchos valores primordiales para el enriquecimiento como personas.

También recuerdo que las zapatillas de futbol en el momento que alcanzamos a la edad de catorce años más ó menos, tuvimos que trasladarnos del instituto al instituto de educación secundaría y todas las carreras se ausentaron lo único que había era una asignatura que le denominaban gimnasia, en la cual te podías encontrar profesores de todo género, desde el típico vago que nos llevaba a las ubicaciones deportivas y nos proporcionaba múltiples esféricos de bascketball y football a fin de que pasáramos el tiempo a lo largo de la hora que permanecía la hora lectiva hasta la típica señorita que aquello de salir al aire libre a entrenar a determinados juegos no le agradaba y nos forzaba en el centro de deportes indoor a ejercitar pruebas deportivas de gimnasia física, diversos de mis competidores debido a su peso y estructura le fue bastante complicado efectuar tal actividad, arriesgándose a dañarse físicamente en ciertos ejercicios.

Además, en último lugar, que cuando conseguí el ritmo universitario y necesité echar mano a cambiar de lugar educativo aprendí que el ejercicio físico permanecía perdido absolutamente de las asignaturas impuestas, que si querías desarrollar algún juego debías ser tu mismo el que encontrases esa opción dentro ó fuera del polideportivo universitario. Lógicamente existía escasez de ubicaciones para el deporte en la Universidad para poder atender a la demanda deportiva de todos y cada uno de los estudiantes que se hayaban inscritos en estos sitios, estamos hablando de universidades públicas no privadas.

Termino mi artículo realizando una declaración de que tenemos que reformar dicho extremo en la modificación educativa, activando el empleo del ejercicio en los centros universitarios en los cuales no hayamos nada , ni asignaturas ,ni contiendas de futbol ó basquet o bien otras especialidades deportivas, menciono a estos dos deportes por el hecho de que pueden ser los más practicados a nivel español y los más practicados por todos, dato que han erigido a los profesionales del fútbol en ídolos mundiales con lo que no estoy de acuerdo, pero ello es asunto para otro momento.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.